"Los árboles son poemas que la Tierra escribe en el cielo. Los cortamos y los convertimos en papel, para poder dejar constancia de nuestro vacío". Kahlil Gibran

domingo, 18 de enero de 2015

La leyenda de la Passiflora


 La pasiflora o pasionaria comprende aproximadamente 400 especies, entre ellas la Passiflora incarnata, ha sido la más investigada científicamente por sus propiedades medicinales como sedante. 

Pero también se aprecian muchas especies por su valor nutricional y refrescante, como la maracuyá y las granadillas en general. Son originarias del continente americano, casi todas de clima tropical, son plantas trepadoras con flores extraordinariamente bellas y asombrosas, cuya forma siempre es parecida, variando el color entre rosado, salmón, morado y azul, dependiendo de la especie. 

 El misionario Simone Parlasca fue el que le dio su nombre en el año 1612, haciendo referencia a una visión que tuvo al observar la planta, aparentemente la especie Passiflora coerulea: Según él: 

Las lágrimas vertidas por María Magdalena a la muerte de Cristo al caer en la tierra fueron las semillas de la pasionaria. Por ello, los tres estigmas del centro de la flor representan los tres clavos; las cinco anteras, las cinco heridas; el cerco de filamentos (que se ven como hilitos) por encima de los estambres representa la corona de espinas; las diez piezas florales (cinco pétalos y cinco sépalos) los diez apóstoles fieles (sin Judas ni Pedro), los zarcillos los látigos de sus perseguidores y la hoja trilobular la lanza. El color blanco de algunas partes de la flor simboliza la pureza, el color azul el cielo.

La pasiflora fue muy importante para los nativos americanos, ya que sus frutos tenían un gran valor económico como moneda de intercambio. 

Los aztecas la llamaban coanenepilli, y se empleaba como diaforética (sudorante), diurética, analgésica y como antídoto contra mordeduras de serpientes. Los cherokees del sur de las montañas Allegheny u los houmas de Louisiana (USA) empleaban Passiflora incarnata con fines medicinales. Entre estos se encuentra el uso como sedante y anticonvulsivante. 

Asimismo los incas elaboraban té con esta planta. En 1867 se comenzó a realizar los primeros estudios con Passiflora incarnata, llamando la atención su potencial sedativo y antiespasmódico. El alcaloide harmina, antiguamente conocido como telepatina, fue introducido por los alemanes en la Segunda Guerra Mundial como suero de la verdad. En 1937 fue inscrita en la Farmacopea Francesa y finalmente en los sucesivos años fue adoptada por la mayoría de las farmacopeas del viejo continente. Hoy se conoce y se utiliza la passiflora en todo el mundo, principalmente para el tratamiento de trastornos nerviosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi Jardin en Imagenes

Algunas de Mis Suculentas

Better in time


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

Paisaje

Peces

Rana