"Los árboles son poemas que la Tierra escribe en el cielo. Los cortamos y los convertimos en papel, para poder dejar constancia de nuestro vacío". Kahlil Gibran

domingo, 24 de octubre de 2010

Mano de Buda

Mano de Buda (Citrus medica var. sarcodactylis)



La “mano de Buda” o “Citrus Medica”, es un limón, con propiedades curativas procedente del lejano oriente. Fue probablemente el primer cítrico conocido en Europa, el cual se supone que lo introdujeron los ejércitos de Alejandro Magno. Está documentada desde la época del Imperio romano, donde la empezaron a utilizar como producto medicinal hasta que descubrieron sus dotes para la cocina. Desde Roma llego a toda Europa y desde aquí, cruzo el charco hasta el continente americano por obra y gracia del imperio español.

La mano de Buda proviene de un arbusto o árbol pequeño de formas sinuosas y retorcidas que puede llegar a medir como máximo los 5 metros de altura.

Como en casi todos los cítricos, sus hojas desprenden un agradable aroma a limón y sus flores un perfume muy intenso a azahar.


Estos árboles rara vez se reproducen por medios de la semilla de sus frutos, ya que se produce con muchísima facilidad por medios de esquejes tomados de ramas de unos ejemplares maduros e injertados sobre naranjos o pomelos. Aunque las frutas obtenidas de estos ejemplares serán bastante más pequeñas que las que da el árbol original.

El fruto en si puede llegar a medir hasta los 30 centímetros de diámetro, variando claro esta en cada una de las especias que forman la familia del “Citrus Medica”.

Como algunos tipos de naranja, el fruto de este árbol puede ser dulce o agrios, aunque en ambos caso la carne es áspera y poco apetecible.

El cítrico crece en arbustos o pequeños árboles con ramas largas e irregulares cubiertas de espinas. Sus hojas largas y oblongas son de un color verde pálido y llegan a mediar de 10 a 15 centímetros. Sus flores blancas están teñidas de púrpura por fuera y crecen en fragantes grupos.


La fruta tiene una piel gruesa y sólo una pequeña cantidad de pulpa ácida (en caso de tener alguna) y no tiene jugo ni, a veces, semillas. Es muy fragante y es usada principalmente por Chinos y Japoneses para perfumar habitaciones y objetos personales como la ropa, también se utiliza con fines medicinales, especialmente para combatir problemas de digestión pesada o enfermedades leves respiratorias, ya que es un buen expectorante.



La piel de la fruta se puede caramelizar. También se usa en cocina su cáscara y su médula (que no es tan amarga como en otros cítricos). Su corteza  gruesa y su sabor  dulce, es un complemento ideal para las ensaladas cortando los tentáculos en rodajas, aunque es ideal para la elaboración de confitura.

La fruta se puede usar como ofrenda religiosa en templos budistas. Según la tradición, Buda prefiere que los dedos de la fruta estén en una posición que parezca más una mano cerrada que abierta ya que las manos cerradas simbolizan según Buda el acto de la oración.

El origen de la mano de buda se ha rastreado hasta el nordeste de la India o China.

El árbol es sensible a la congelación, al calor intenso y a la sequía. Zonas como el sur de California y los valles interiores se consideran ideales para su cultivo. Los árboles se pueden cultivar por esquejes de ramas de entre dos y cuatro años.

Confitura de Limón
INGREDIENTES:

Limones en láminas finas: 500 gramos
Agua: 2 y 1/2 litros
Azúcar: 1 kilo

PREPARACIÓN:

Cortar las cáscaras de los limones en tiras y dejarlos en agua, toda una noche. Volcar en una cacerola y dejar hervir hasta que reduzca el líquido a la mitad. Añadir el azúcar, remover con cuchara de madera y bajar el fuego. Continuar la cocción hasta que las cáscaras estén cocidas y se haya formado un almíbar. Colocar en frascos esterilizados. Tapar, dejar enfriar por completo antes de guardar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mi Jardin en Imagenes

Algunas de Mis Suculentas

Better in time


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

Paisaje

Peces

Rana