"Los árboles son poemas que la Tierra escribe en el cielo. Los cortamos y los convertimos en papel, para poder dejar constancia de nuestro vacío". Kahlil Gibran

lunes, 17 de octubre de 2011

Mis Flores de Otoño

El sol se va alejando, los árboles van cambiando sus galas por tonos más dorados, mientras se desprenden de sus colores más intensos. Ha llegado el otoño y aunque en el aire aun danzan los perfumes de las flores, una brisa suave y fresca que va susurrándole a las hojas, nos dice que pronto el frío entrará por la puerta grande del jardín. Hay que prepararse pues pronto las lluvias y el viento darán lugar a un nuevo escenario donde el sol ya no será protagonista de la escena.

Mientras tanto ellas, las flores, pícaras y orgullosas nos enseñan aún sus magníficas galas...
















Mandevilla, Dipladenia, Jazmín de Argentina


Mandevilla es un género de plantas enredaderas con unas 100 especies perteneciente a la familia Apocynaceae. Son nativas de Centroamérica y Sudamérica.



La Dipladenia o Mandevilla es una trepadora leñosa con follaje semi-persistente, de rápido crecimiento, frondosa, con flores muy llamativas en forma de trompeta de unos 7 cm, ligeramente perfumadas, que exhiben un abanico de brillantes colores como el blanco, rojo o rosa intenso; suelen durar en la planta unos diez días o algo más.
La garganta de la flor es profunda y siempre en color amarillento. Tiene un largo periodo de floración desde el mes de mayo hasta la llegada del otoño. Sus tallos son leñosos y tienen una predisposición natural a colgar o trepar, si se la deja, puede alcanzar hasta los 3 m. Sin embargo, con una poda cuidadosa y regular, se la puede controlar de modo que no exceda de un metro de altura. Hay que tratar que el suelo, sea muy ligero, suelto y algo ácido.


Debe ser tutorada con varillas o un enrejado de alambre, para que la planta se aferre a él a medida que crece.

Para que se desarrolle correctamente y produzca una gran cantidad de flores, la temperatura no debe bajar de los 18ºC. 
Necesita una atmósfera húmeda y caliente, el sustrato en verano tiene que estar húmedo pero nunca saturado de agua.



Hay que añadir abono líquido al agua de riego cada dos o tres semanas en periodo de floración. Pulverizar las hojas a menudo sin mojar las flores. No le gusta el sol directo, la mejor ubicación es en semi-sombra al abrigo de otras plantas más altas. Cuando termina su floración se poda, quitando gran parte del crecimiento anual. Esto estimulará a la planta a crecer de forma compacta y a producir muchas flores al año siguiente.
Para propagar la Dipladenia, en primavera se cortan unos 8cm de los nuevos brotes, limpiando el látex que desprenden al cortarlos (con cuidado porque esta planta es tóxica) y se impregna el extremo de los tallos en hormonas de enraizamiento, se cubren con una bolsa de plástico transparente y se mantienen en un lugar cálido. 

Las plagas que pueden atacarla son la araña roja y la cochinilla algodonosa, estas plagas se desarrollan en atmósferas secas.

sábado, 8 de octubre de 2011


Mi Jardin en Imagenes

Algunas de Mis Suculentas

Better in time


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

Paisaje

Peces

Rana